SOBRE MÍ

viernes, 14 de octubre de 2016

Tímidos del mundo uníos

Ser introvertido. ¿Qué implica? ¿Es una patología? ¿Es una característica más? ¿Es una putada?
Últimamente me he estado empapando del tema y tengo la impresión de que se acerca una revolución. Tímidos del mundo uníos...aunque sea cada uno desde su casa. 

Soy una persona reservada, callada, tímida... y pensaba que en eso consistía ser introvertido. Sin embargo ser introvertido abarca muchas otras características. De hecho, hay introvertidos que no son necesariamente tímidos o inseguros. 
La introversión se refiere en su definición a la forma que tenemos las personas de recargar nuestras baterías, de recuperar energía. Los extrovertidos necesitan estimulación, tienen una preferencia por rodearse de gente, por las actividades sociales. Viven hacia fuera. Los introvertidos por el contrario necesitan cierta intimidad,  y mirar hacia dentro ya les puede suponer suficiente estímulo. No debería suponer tanto problema, pero vivimos en un mundo de supremacía extrovertida y los introvertidos nos hemos sentido no aptos y nuestras necesidades son a menudo cuestionadas y menospreciadas.

No pretendo en este blog publicar artículos específicos, científicos o didácticos sobre este tema. Aunque me interesa y he leído mucho sobre ello, no soy una experta y no aspiro a ofrecer datos concretos, citar fuentes de información o divulgar conocimiento. Nunca he tenido una mente muy organizada y no soy tan osada. Sin embargo sí querría hablar desde mi experiencia y comentar los datos que me resultan interesantes y conectarlos con mi día a día. Vaya, que esta no va a ser una guía oficial de viaje a la introversión sino un diario de mi propio viaje e impresiones. 

¿Y para qué? Pues a veces me sobrepasa toda esa marabunta de ideas en la cabeza y quizá me venga bien ir  desliando la madeja y soltando lastre. También reconozco que me gusta leer blogs y encontrar gente con la que me siento identificada y si ocurre la casualidad casual de que alguien encuentre este blog y se sienta menos solo y menos bicho raro pues genial.  Y si consigo hablar de mí misma aunque sea por este medio, también será un avance.  Total, que otro blog más. 
Siento esta introducción en la que siento que realmente no digo nada pero es lo que me ha salido para empezar. Ya me estoy justificando...en fín, espero ser capaz de despegar y que se me oiga desde el asiento de atrás. 



1 comentario:

Irtha dijo...

Introvertidos unidos, cada uno en su casa ,) Me gusta, aunque reconozco que soy de las que disfruta de un buen encuentro cara a cara...
Me encanta que transmitas esa idea de que ser introvertido es mucho más que ser callado o tímido. Realmente ahora empiezo a integrarlo, y de verdad que es mucho más.
Entiendo tu sensación del final. Me pasa mucho a mí. Tengo tantas ideas en la cabeza que no sé si lo que he contado tiene sentido o no, porque para mí falta tanto por contar... Voy de una idea a otra intentando transmitir lo más fielmente posible lo que pasa por mi cabeza.
Pero en tu caso, no me ha parecido confuso ,)
Te seguiré leyendo, porque me interesa mucho estar en contacto con otras introvertidas y compartir experiencias, sentimientos, pensamientos y aprendizajes...
Abrazos,
Irtha.