SOBRE MÍ

sábado, 15 de octubre de 2016

INFP-T

 
Supongo que esas letras han sido el principio para mucha gente. El diagnóstico. Por favor, cuéntame como soy, como veo el mundo y nómbrame miembro del club.  Por si alguien aún no se ha retratado y no sabe de qué va, esas letras corresponden a uno de los 16 tipos de personalidad establecidos y medidos por el test Myers-Briggs. Hay muchos por Internet. Por ejemplo en la página 16 Personalities se puede encontrar bastante información y hacer el test.

No pretendía hacer una crítica de esto, es raro, porque mi idea era releer las características de mi tipo de personalidad para ir sacando rasgos que comentar en el blog. Y haciendo esto me he empezado a dar cuenta de que como no me sentía del todo identificada con algunos o no podía conectarlos realmente con mi experiencia o forma de actuar, aunque tuvieran sentido para mí, he empezado a sentirme mal. Como si fuera una impostora y tuviera que seguir buscando mi club ideal. Y no me ha gustado esa sensación. Se supone que esto va de conocerse y aceptarse a uno mismo y ahí estoy yo volviendo a pensar que no soy lo suficientemente buena para ser un INFP (Introversión, iNtuición, sentimiento -Feeling-, Percepción) de manual.

Sé que es cosa mía, no pretendo descalificar toda una teoría psicológica que reconozco que me ha ayudado y mucho en mis primeros pasos. El caso es que aunque puede ser muy alentador sentirte identificado y comprendido, y es una teoría muy interesante , no deja de ser una categorización general que no puede explicar el total de una persona.  Aunque cada vez tengo más claro que las personas somos más predecibles y más comunes de lo que nos gusta pensar...
So many unicorns out there.

Personalmente y estoy decidiendo según escribo esto,  no me quiero identificar con unas letras. No me quiero cerrar a nada porque no quiero encorsetarme, me quiero mover libremente en este viaje. El conocimiento está muy bien pero a veces me da miedo de que me vuelva corta de miras.

Vaya ironía, se supone que los introvertidos primero procesamos en nuestra cabeza y luego lo trasladamos a palabras y a mí toda esta idea se me ha ido presentando de la nada mientras "hablaba". Bueno, vale, escribía... Pero me ha pillado por sorpresa. Nunca dejaré de sorprenderme y eso me gusta :)

2 comentarios:

Irtha dijo...

Me he sentido totalmente identificada con cada palabra de tu segundo párrafo.
Yo también busqué mi perfil de personalidad según Myers-Briggs y actualmente estoy conociéndome mejor a través del eneagrama.
Pero no termino de sentir que encajo en ninguna categoría, o más bien, me siento tan INFP como INFJ, o tan eneatipo 4 como 5.
Esto en parte me ayuda a entenderme mejor, porque me siento identificada con muchas descripciones y por fin siento que no soy un bicho raro.
Pero no terminar de identificarme con uno de los dos me hace sentir que tengo un problema, aunque también me gusta, porque me siento "muy especial para encasillarme en una categoría "normal" con muchas más personas".
Yo sí que siento que aún necesito desarrollar más estos perfiles. Pienso que, si aún no me decanto por uno de los dos (INFP/INFJ o 4/5) es porque no soy una experta en el tema. Seguramente los que han estudiado e investigado a fondo estas dos herramientas de personalidad sabrían orientarme mejor hacia un estilo u otro.
Y aunque sigo queriendo entenderme mejor, al menos me doy cuenta de mi obsesión por encajar en un grupo, y de mi rechazo al mismo tiempo. Entonces ya no lo vivo con tanta angustia o ansiedad. Me permito ir re-conociéndome en algunas características y en otras no. Entiendo que para identificarme con un estilo de personalidad no tengo que ser 100% de ese tipo, pero sí sentirme más identificada con ese que con otro. Incluso estoy abierta a la posibilidad de decir que me considero una combinación intensa de dos perfiles.
La cuestión es que a mí me sigue sirviendo buscar con qué identificarme. Sé que es una fase, que mi objetivo es no necesitar encasillarme en ningún grupo ni definirme con ninguna etiqueta, pero también sé (o eso es lo que estoy experimentando en esta etapa de mi vida, que no sé cuánto durará) que necesito identificarme mucho con algo para luego ir soltando lo que no me sirva.
Y a mí también me pasa que necesito pensar antes de hablar, reflexionar sobre lo que pienso sobre un asunto antes de dar mi opinión, pero al mismo tiempo hay veces, muchas, en las que tengo tantas ideas posibles al mismo tiempo, tantas opciones, que es al escribir, y dejar que fluyan como realmente las siento y las pienso, que tomo consciencia de lo que es (más) importante para mí, y, como consecuencia, de lo que realmente opino o siento al respecto =)
Gracias por tus reflexiones.

ladydilema dijo...

Gracias Irtha por tu comentario. Yo también sigo buscando con qué identificarme y no puedo negar que sigo sintiendo ilusión cuando encuentro ciertas descripciones con las que encajo y que me ayudan a entender las causas de mis actuaciones o sentimientos. Quizá tengas razón y se pueda afinar más por otros medios distintos a la información que te da un test de internet. Sencillamente me sentí frustrada en ese momento por no sentir que encajaba, por sentir que fallaba en alguna característica que me hubiera gustado cumplir. En cualquier caso todo ayuda a seguir conociéndose y al final eso es lo importante. Al fin y al cabo formamos parte de un patrón que se repite pero yo y mis circunstancias siempre seremos únicas también. Un saludo.